La malaria y uno mas

Según la OMS “international travellers could be at risk of malaria infection in 99 countries around the world, mostly in Africa, Asia and the Americas. People infected with malaria often experience fever, chills and flu-like illness at first. Left untreated, the disease can lead to severe complications and, in some cases, death. Malaria symptoms appear after a period of seven days or longer.”

Esta enfermedad, que en 2012 afectó a 15.900.000, este año como mínimo afectara a 15.900.000+1, servidora. Si señores si, ya puedo decir que soy cooperante de verdad, acabo de superar mi primera (y espero ultima) malaria!

ith_malaria_map_2011

Por eso este post lo voy a aprovechar para traducir la estupenda información que se encuentra en internet sobre dicha enfermedad. Porque la teoría está muy bien, pero aquí lo que queremos es la practica! Futuros cooperantes prestad atención, vosotros podéis ser los siguientes!

  1. En Malawi todo es malaria. Al ser una enfermedad que puede causar grandes daños (y con grandes me refiero a morirse) cada vez que te encuentras mal lo primero que te pregunta la gente es si es malaria. Incluso si te duele un hombro te preguntaran si tienes malaria. No subestimes la pregunta, repítetela a ti mismo para asegurarte de que no hay ninguna posibilidad. Si la hay y no puedes ser diagnosticado en menos de 24 horas, empieza a tomar el tratamiento correspondiente (que previsoramente habrás consultado en España en algún centro de vacunación internacional). Incluso te diría (aunque no soy medico y esto no debe tomarse como recomendación clínica) que si el diagnostico negativo no te convence y muestras todos los síntomas y estas convencido de que es malaria, tomes igualmente el tratamiento, ya que hay muchos falsos negativos :S. Los pros y contras de tomar el tratamiento están totalmente justificados frente a las posibles consecuencias de dejar que la malaria evolucione.
  2. Los síntomas de la malaria son jodidos. Si, lo que oyes, jo-di-dos. No es la palabra mas elegante, ni la mas correcta, pero a mi humilde entender es la que mejor los describe. En mi caso, de repente y sin avisar empecé a sentirme mal, que si un poco revuelta, que si molestias articulares, que a ver si he cogido algo de frio… bien, en cuatro horas no podía andar, tenía un revuelto en la cabeza y en la tripa que para que, estaba súper débil y me dolía todo el cuerpo. Ante eso y viendo que no tenía fuerzas ni para ir al medico, y menos bajo las clásicas cascadas de la raining season, empecé con el tratamiento. Pensareis ¿y por qué nadie cogió un coche para llevarme al hospital? Bien, porque primero había que llegar hasta el coche, que es más o menos la mitad de camino que hasta el hospital, y luego del coche al hospital (que en España llamaríamos consultorio chiquitillo) que es otro tramo, vamos que con la tontería me hacia el camino de Santiago para llegar y no… no tenía fuerzas…
  3. Vives en Malawi, uno de los países más pobres del mundo, lo recuerdas? Eso significa que de repente, casualmente el viernes que a ti te da por vivir la malaria experience, os quedáis sin agua, no hay papel higiénico (ah sí, la malaria aquí provoca diarrea, ejem ejem), no hay luz (eso ya pasaba antes pero ahora que vas a estar 24 horas al día en la cama te vas a dar más cuenta) te has quedado sin galletas que es lo único que seguramente podrías comer sin morir en el intento y la mitad de la gente con la que vives esta fuera con los nuevos voluntarios o está enferma o simplemente te encuentras tan mal que ni te acuerdas de que existen.
  4. Todo el mundo ha tenido malaria, así que ni siquiera seras una novedad. Simplemente pasados unos días alguien te dirá… donde has estado? Y tendrás tu oportunidad de contar tu historia de manera más o menos melodramática (va al gusto), pero hazlo rápido porque la persona con la que estás hablando seguramente ha tenido malaria tres veces o algún primo suyo lejano habrá muerto de malaria o algo así y no te va a prestar demasiada atención
  5. Estas sola (1). A ver, esto puede variar, dependiendo de dónde vivas, pero como lo más seguro es que vivas en la villa, estarás solica, en una casa con cero intimidad por cuya ventana, puerta o incluso cocina ira pasando gente a preguntar qué tal estás… a preguntar, no ha solucionar nada. Bueno, y alguno a pedirte comida/dinero/bolígrafos etc. Tapate con el saco/sabana o lo que tengas a mano, hazte la dormida o desconecta como puedas. Parece muy descortés, lo es, pero a la decimoquinta vez que alguien se asoma a tu ventana, se te queda mirando horas (eres un entretenimiento en la villa, no iba a ser diferente cuando estas enfermo) y te pregunta que tal lo único que tienes ganas es de coger una zapatilla y tirársela a la cabeza. No lo hagas, 1) eso sí que es maleducado y 2) se quedara con tu zapatilla… conclusión, siempre pierdes!
  6. Estas sola (2). O lo que es lo mismo, tu madre/novio/xxx están lejos. Nadie que te traiga sopa (la gente viene a visitarte of course, pero no tienen para sopa!), mucho menos yogur o revistas. Echaras de menos cosas rarísimas, tendrás antojos, querrás que venga tu madre y decida ella, que venga alguien y te limpie la casa (si con un solo día suele llenarse de bichos, imagina después de cuatro días contigo dentro sudando cual pollo). Sorry baby, pero a mi no se me ha ocurrido nada frente a esto, alguna idea?
  7. El Corte Ingles aquí no ha llegado así que nada de antojos de última hora, nada de caprichitos tipo sushi, nada de un libro nuevo, nada de Dan Up, ni siquiera una ensaladita fresca… NA-DA!!! Te aseguro que lo vas a notar, pero ajo y agua chata, ajo y agua!
  8. Oh sorpresa, el mundo no se ha parado! El día que sales de casa mejor que estés al 100%, porque desde el minuto uno te pedirán ayuda, te vendrán con movidas, habrá que solucionar cosas, comprar material, ir a la ciudad a por alguien, algún voluntario se habrá puesto malo (sip, igualito que tú pero con unos cuantos años menos y un poco más de susto), las mujeres se te habrán revolucionado, vamos, mil cosas que harán que recuerdes los días encerrada en tu cuarto como días en el paraíso.
  9. Tu primera comida no será una ensalada, o una tortillica… nada de eso, aquí se come lo que hay y lo que hay es sardinas mini ahumadas, judías pintas y nsima. Así que mi recomendación, si te lo puedes permitir, es que te vayas al boma (ciudad con bancos/cajeros automáticos o ATM) más cercano, busques un lodge decente y pases allí unos días descansando y comiendo la comida que te gusta. Si señores, este finde me estaré gastando unos 60 euracos en transporte, alojamiento y comida, pero 1) mi salud no tiene precio y 2) he conseguido volver a comer (llevaba una semana a base de galletas) así que lo doy por bien gastado!
  10. Llama a tu casa (cuando todo haya pasado). Llórales un poco (sin asustar). Pide mimos. No pasa nada, mejor volver por un rato a cuando tenías diez años que pasar esto sola y hundirte el poco tiempo que te queda (tres meses y siete días para ser exactos ;). Estar enfermo aquí es muy duro. Tener malaria es peor (el susto es curiosón). Pasarlo todo sola es aún más jod***. Pero recuerda, para ti esto es algo excepcional. Peor lo tienen los de aquí, que no salen de este circuito… bueno, a lo mejor conseguimos sacar a unos cuantos con vuestra ayuda!!

Los bichos del lago y la madre que me pario…

Yo aprovechando que mi santa madre ha decidido pisarme el post sobre bichos voy a hacer un copy paste y eso que me ahorro! Asi que aqui teneis la experiencia de mi madre con las nubes de bichos (que al igual que los ninyos y las tormentas, tambien vienen de Tanzania!)

VA DE BICHOS
Una se puede ir de África, pero África no se te va fácilmente. Ya sé que no es muy original esta frase, pero no tenía otra mejor.

Os he hablado más de una vez de mosquitos e incluso habréis visto algún bicho paseándose por el lavabo comunal, pero esto es diferente. Desde la orilla del lago de Malawi, una tarde empezamos a ver unas nubes en la costa de Tanzania, a unos doscientos kms. Parecía humo, o un tifón o algo parecido. Como estaba lejos yo seguí con mi Heineken (¿se escribe así la cerveza?).

Las nubes oscuras tomaban diversas formas como el humo que sale de una chimenea, o de pronto eran como bolsas enormes Y se iban moviendo bordeando el lago, por lo que en un determinado momento dejamos de verlas.

A la mañana siguiente al abrir la puerta de mi casa, el suelo estaba con montones de mosquitos muertos, casi no podía abrir la puerta, (exagero un poco). Las nubes aquellas enormes, como veréis en las fotos, eran mosquitos, de los que no pican y al pasar van haciendo limpieza de otros bichos.

Al parecer esos mosquitos se comen, y los naturales del lugar los cazan con cestos, y están ricos, yo no los he probado y por tanto en esta crónica no puedo dar más datos sobre ello.

Todo esto aunque no lo parezca es un canto a la naturaleza y me lleva a otra experiencia similar en la Amazonía. Un día al atardecer, estábamos solas mi amiga Sole, enfermera vasca que algunas noches nos castigaba tocando el chistu, y yo. Mientras cenábamos vimos una mancha negra enorme en el suelo que se movía, como una alfombra negra que se fuera acercando por todos lados. Nos metimos en la casa, nos encerramos pegando gritos, tal vez así las asustábamos y se iban. La alfombra entró en la casa. Eran millones de hormigas negras. Primera vez en mi vida que lo veía, me subí en la cama horrorizada pensando que no me merecía ser digerida por la marabunta. Creo que en aquel momento hice dos mil o tres mil promesas a Dios. Sería misionera de verdad, llegaría virgen al matrimonio si volvía a nacer y cosas así, lo normal cuando te van a digerir millones de hormigas.

La alfombra siguió su camino, no se subió en las camas, como no se suben normalmente las alfombras, y cuando se fueron no quedaba un bicho en la casa, ni cucarachas, ni arañas, ni nada.

Yo como sabéis cumplí mi promesa…

1492721_607146752688457_654046385_o

#9 Va de aguas… o lo que es la raining season en estos lares

No se si lo he explicado en algún momento, pero en Malawi no hay “cuatro estaciones”, aquí lo que tenemos es raining season y dry season, o lo que viene siendo o mucha lluvia o mucho calor, vamos… Y ahora estamos en raining season, lo cual afecta a nuestro día a día, pero mucho!

Así que en este “cuasi manual para el voluntario novato” voy a seguir dando algunos consejillos para superar lo que viene siendo una raining season en medio de Africa, enjoy it!

1. Los chubasqueros, esos “trastos inútiles”

Si señores sí, mucho chubasquero, mucha capa de lluvia, mucha leche, pero una servidora se sigue mojando, y mucho!! Aquí lo único que funciona es llevar pantalones cortos (la piel se seca más rápido que la ropa), llevar chancletas (olvídate de botas o deportivas, algo que se quite fácil si hay que cruzar un rio y que puedas meter en un bolsillo cuando definitivamente te des cuenta que lo mejor es caminar descalzo) y como no, un chitenje que lo mismo te sirva para secarte que para cubrirte que para sentarte o cubrir una ventana de la guardería por la que entra la lluvia a chorros (vais adivinando para que ha servido mi chitenje hoy?).

2. La lluvia moja, y mucho

Si, lo sé, parece de Perogrullo, pero no! Cuando estás en tu casa, con paredes, techo, puerta y ventana que aunque no tiene cristales (lo que la convierte más en un agujero cuadrado que en una ventana pero bueno) tiene cortinas… Cuando tú con estas manitas que te ha dado dios y tu tricotosa has podido hacer un apaño para que la lluvia no entrase cual cascada… pues bien, en esa situación una espera que su casa, su cama y sus cosas estén “más o menos” a salvo… pero no!!! Porque al igual que velez tiene sus famosas caras en un muro, aquí tenemos nuestras “manchas de Malawi” o lo que viene siendo manchas de humedad en las paredes de tu casa que cuando llueve mucho les da por condensarse y soltar agua… pero a ríos! Así que tu llegas empapada del trabajo, pensando en quitarte la ropa mojada y ponerte algo seco cuando descubres, oh my god, que tu casa se ha convertido en el canal de la mancha y que para llegar a la cama vas a tener que usar patera. Bien, ese es el momento en el que tienes que hacer un esfuerzo por recordar esos capítulos que viste una vez de bricomania durante alguna que otra siesta y ver cómo y donde puedes pillar algo de cemento (si si , cemento) para tapar los miniagujerines que tiene tu pared por algún sitio y por los que entra el agua… así que ale, no desfallezcas y ponte ya manos a la obra, que cuanto más tardes más agua habrá!

3. La lluvia hace ruido

Ejem… uno es su casa en Europa no suele darse cuenta de ello, pero cuando vives y trabajas en casas con techo de calamita te acuerdas del inventor de tan estupendo material y de toda su familia, sobre todo cuando estas intentando explicar algo a cien niños de cuatro años hiperactivos… adiós cuerdas vocales… Frente a esto poco se puede hacer, la verdad, así que acepto ideas!!

4. La lluvia forma ríos, y los ríos son agua y van al mar… por el medio del camino

Pues si señores, la lluvia llena ríos y lo que no son ríos y hasta ayer eran caminos, así que de repente te ves a ti misma con tropocientos críos que no pueden salir de la guardería porque el camino a casa está inundado por agua que baja con suficiente fuerza como para arrastrar a los mas pequeños, o como mínimo para hacerlos caer. Así que ahí sí, ahí te pones en el papel de cooperante heroica, y pensando que ya estas empapada hasta los huesos decides que qué más da un poco más, por lo que te quitas las chanclas, haces un burruño con el chitenje que lanzas al otro lado del rio, y empiezas uno a uno a cruzar niños (que por cierto, no paran de llorar por los relámpagos y porque los cab*** de los más mayores han decidido que es divertido asustarles, ejemmmm).

Parte de bajas: una chancleta perdida (algún día aparecerá en el lago) tres cortes en la mano de cuando me he caído de culo (no todo iba a ser heroico) y una servidora y quince niños empapados pero en casita. ¿Dónde estarán los fotógrafos del National Geographic cuando se los necesita, digo?

5. Con la lluvia el tráfico se ralentiza, o no…

No viajes con lluvia si puedes evitarlo. Tendrás que esperar más en la carretera y los taxis o minibuses vendrán más llenos. Pero no solo eso, seguramente intentaran ir más rápido para hacer más trayectos, pues con lluvia les cuesta más pillar clientes. Así que si puedes evítalo… ir en una “fregoneta” con mas de veinte personas  empapadas y sudorosas, cuatro pollos agitados y dos cestos de pescado ahumado no es la situación idílica que uno se imagina 😉

6. No laves después de la lluvia

Vives al lado del lago. Te bañas en el lago. Lavas tu ropa en el lago. Nada debería cambiar con la lluvia no? Pues sí. El lago estará revuelto, habrá arrastrado agua y restos de cualquier sitio de esos que es mejor no conocer, y los lodos del fondo estarán “alteraos”. Vale, es cierto que veras a las mujeres y niños yendo al lago pero 1) ellos tampoco irán tanto como en un día soleado 2) tú no eres ellos y no estás tan acostumbrado y 3) ellos tienen muchas diarreas y problemas estomacales, adivinas cual puede ser una de las causas??

7. Las tormentas son como los niños y vienen de Tanzania

Si señores, es algo que no se si estará científicamente comprobado pero empíricamente seguro… las tormentas vienen de Tanzania y las ves venir, pero de lejos. Ves esa nube entre gris y blanca que esta sorprendentemente baja? Ves esa especie de cascada que tiene debajo que parece niebla? Pues eso es una tormenta. Oyes esos truenos a lo lejos que hacen temblar el suelo y por ende tu casa (que os recuerdo no es precisamente solida)? Ves esos relámpagos en las montañas de Tanzania? Pues todo eso viene para acá, así que cierra cortinas, sube cosas a la cama, recoge la ropa que tienes en la cuerda (o en el árbol, si te han robado la cuerda de tender como es mi caso) y asegúrate que tienes velas y que al menos un libro se mantiene seco… puede que sea un día largo!

8. Come cuando puedas, no cuando quieras

A ver, punto importante a recordar: cocinas con fuego. Otro punto importante a recordar: tu cocina no tiene techo (o no siempre). Así que antes de que llueva déjate algo preparado, o hazte un bocadillo de lo que pilles, mantequilla de cacahuete o lo que sea, porque puede que durante la lluvia sea imposible preparar nada (además vas a estar ocupada sacando el agua de tu casa, poniendo cemento en las paredes y salvando niños, que no se te olvide!).

9. Relájate y disfruta

Estas rodeada de niños? De veras crees que vas a poder evitar que se mojen? Que vas a poder frenarles cuando empiecen a saltar en el charco que se ha formado en medio de la clase (enorme por cierto)? Olvídalo, eso sí que es misión imposible y no lo del Tom Cruise. Así que, por que no te relajas, agarras a unos cuantos niños y te pones a saltar con ellos? Aprovecha para cantarles el trocito que te sabes de “i’m singing in the rain… lalalalalalalalaaaaaa” intenta explicarles lo que son botas de agua (aquí también hay pero como que no se estila) y enséñales a hacer una tienda de campaña con lo que tengas a mano (en mi caso trozos de saco y una especie de tupper gigante que no tengo muy claro de dónde ha salido). Los tendrás entretenidos, alguno dejara de llorar (no todos, no te hagas ilusiones) y dejaras de tener que gritar un rato (recuerda: techos de calamita!)

10. No seas más papista que el papa

Es solo lluvia. Te darás cuenta cuando veas a una de las mujeres meterse en el almacén, taparse con un chitenje y quedarse frita pasando de todo y de todos, o cuando otra se saque una teta para dar de mamar y se quede tan pancha viendo el caos a su alrededor. Cuando veas a los chavales quedarse embobados mirando correr el agua o a los pequeñajos, esos que pasan de ti la mitad de las veces o que se asustan cuando te ven, pedirte que los aupes para ver la lluvia por la ventana…

 … eso solo lluvia, pero a ver quién seca todo esto ahora!!

I'm singinggggg in the rainnnn...

Nota mental: como hoy mi disco duro esta circulando de mano en mano (he conseguido pelis nuevas y eso esta muy codiciado aqui) no tengo mis fotos, asi que por ahora pongo esto para “hacer el apanyo”! 🙂

“La vuelta a la tortilla”

Vídeo

th

Esta claro que para cooperar no hace falta irse a Malawi (que tambien), desde “casa” se pueden hacer cosas increibles como este corto, con el que me siento muy identificada.

Cuantas veces habre tenido una conversacion parecida a la de las dos mujeres con alguna amiga, ya con un pelo precioso… cuantas veces nos habremos reido, nos habremos acojonado, habremos compartido miedos de adulto o planes de adolescente!

Paco Leon, has hecho algo muy grande con este corto… gracias!

#8 Los “hasta prontos”

Pasar las navidades en familia es algo estupendo, pero hacerlo en Africa viviendo experiencias inolvidables junto a tu madre es indescriptible. Mama, en su momento te di las gracias en facebook y lo vuelvo a repetir, gracias por una aventura que ha durado un mes pero que se nos ha quedado grabada para toda la vida!!

To America’s African mother, aqui tienes un video de Save the Children que seguro te hara revivir las risas de tus ninyos, las charletas y bailoteos con tus mujeres, las casas, los paisajes y esa luz que has compartido con todos los “malawuenyos” que te has cruzado.

Nos vemos en Madrid en breve!

P.D. incluyo lo que puse en facebook, para que no se nos olvide!

Mama, mil gracias por recorrerte medio mundo, cruzar oceanos y continentes para pasar estas navidades conmigo… nunca olvido que yo viajo porque tu has viajado, leo porque tu leías, cuido porque tu has cuidado y disfruto de la vida porque siempre me has enseñado que ese era el mejor camino para ser feliz! Por un 2014 llenito de cosas buenas para las dos!!!

Mama & Pizza en Kayapapaya, Nkhata Bay